• En China, el festival Ching Ming es una celebración a la vida, y como tal, la muerte es parte de este mismo festejo

Family members visit the tomb of their loved ones to pay their respects and burn offerings at the Choa Chu Kang Chinese Cemetery during the Qing Ming Festival in Singapore. Qing Ming, also known as Tomb-Sweeping Day, is an annual Chinese festival to commemorate the dead.

Familias visitando sus tumbas.

Le llaman el festival Ching Ming y se trata de un día brillante en donde se combina la atmósfera que gira en torno al inicio de la primavera, época en que los campos se llenan de frutos que después serán la reserva para el resto del año, aumenta la temperatura y las precipitaciones como símbolo de la alegría y la fiesta y es ahí cuando se puede comenzar con el arado de la tierra. Este día se celebra la tarde del 4 o 5 de abril en el calendario solar, o el día 106 en el calendario lunar chino.

Esta celebración supone también el Día de Difuntos en la cultura china, fecha durante la cual se limpia de malas hierbas el lugar donde reposan los muertos y se les lleva dinero, (trozos de papel que simbolizan la moneda y se queman para que se encuentren con los fallecidos) y comida para que no les falte nada en la otra vida.

Se trata de una tradición heredada de generación en generación, ya que estos creen en la armonía cultural que se basa en el respeto a sus mayores, así como con sus antepasados, es por ello que a los jóvenes se les enseña a orar y tienden a ayudar a sus padres a arreglar y limpiar las tumbas de sus antepasados, colocan velas y encienden inciensos. Después, se reúnen para comer en familia, ya que se considera símbolo de buena suerte consumir los platos después de la ofrenda con lo que rinden homenaje a los fallecidos.

 El origen de la tradición

El origen de este festival data del año 600 a.C, en el intento de homenajear a Jie Zi Dui quien salvó la vida de su amo enfermo alimentándolo con carne de su propia pierna cuando ambos tuvieron que huir al exilio durante la dinastía de los años 770 y 476 a.C.

Qingming-Festival-清明节

Ofrendas.

Después de un tiempo, el señor Zi Dui recuperó su poder, pero olvidó agradecer el favor que le brindó su fiel servidor. Arrepentido, intentó convertirlo en ministro, pero Jie, afligido no aceptó el puesto y decidió recluirse en las montañas. Para dar con su paradero, el amo de Jie Zi prendió fuego a las montañas para así hacerlo regresar, pero su plan falló y Jie prefirió morir quemado antes que volver.

Por ello, Zi Dui ordenó conmemorar la figura de su fiel amigo, Jie y se estableció el día de Hanshi, que significa comida fría, durante el cual solo podían ser ingeridos alimentos que no hubieran pasado por el calor.

Luego de un año, el señor Zi Dui subió a la montaña para hacer una ofrenda a Jie Zi Dui, y encontró en el lugar miles de sauces vivos, por lo que decidió cambiar el nombre de la festividad a Qingming, en honor a los brotes verdes que habían surgido.

DATO

Ching Ming traducido literalmente significa limpio y brillante.

 Lo imperdible

38488094-Burn-joss-paper-or-hell-money-Chinese-Culture-in-The-Qingming-Festival-at-Sritasala-Cemetery-in-Ratc-Stock-Photo

Tradición.

Se acostumbra quemar dinero como símbolo de prosperidad y, al final, todos se arrodillan para rezar y colgar en sus puertas unas ramitas de sauce,  símbolo de luz y enemigo de la oscuridad, esto para proteger sus hogares de los espíritus malignos. Si no se sigue la tradición en su próxima vida se cree que regresarán convertidos en perros amarillos.

UN CIELO ESTRELLADO:

Durante esta festividad los chinos acostumbran jugar fútbol, apostar en peleas de gallos, carreras de perros y vuelan cometas con una linterna atada a la cola, esto para que en conjunto las luces de los cometas semejen un cielo estrellado. Espectáculo que en la actualidad atrae a millones de turistas a China.


STAFF

suplementoinnbus@gmail.com

Fotografías: